Deliverys: motoqueros recomiendan estar atentos a los robos

By
Updated: febrero 23, 2013

Maximiliano Arranz, secretario adjunto del sindicato de motoqueros (ASiMM), dialogó el martes pasado con Telenoche sobre la inseguridad vinculada a los deliverys y sostuvo que “es muy difícil ser previsor para estas cosas, nosotros somos una actividad que se desarrolla en la calle mayormente”. Además el sindicalista agregó que “la única recomendación que nosotros podemos dar en estas circunstancias es estar atentos”.

 

 

Maximiliano Arranz, secretario adjunto de la Asociación Sindical de Motociclistas Mensajeros y Servicios (ASiMM) -sindicato que agrupa a los trabajadores de deliverys-, en un informe de Telenoche emitido el martes pasado sostuvo que “es muy difícil ser previsor para estas cosas, nosotros somos una actividad que se desarrolla en la calle mayormente, y por lo tanto vivimos atentos a todas estas situaciones pero bueno hay muchachos que trabajan de vivir de lo ajeno y siempre están al acecho para aprovechar situaciones como por ejemplo cuando un vecino baja a abrir la puerta para recibir un pedido”

Asimismo, el gremialista manifestó: “La única recomendación que nosotros podemos dar en estas circunstancias es estar atentos, no hay más consejo que ese, porque como se hace para prever lo inesperado. No hay manera, simplemente se puede tener ojos en todos lados y estar atentos a cada una de las situaciones”.

Una nueva metodología delictiva

El domingo pasado un ladrón, camuflado como repartidor de pizza, asaltó a un matrimonio en su departamento del barrio de Belgrano y se alzó con un botín de unos ocho mil pesos tras mantenerlos cautivos junto a un “delivery” de helados que la pareja había pedido. Todo se inició cuando el matrimonio, cuya identidad no fue difundida, pidió helado con la modalidad delivery.

Cuando el repartidor llegó al edificio de la calle Moldes al 2500, la mujer bajó desde el séptimo piso -donde vive- a recibirlo, según la información difundida por un matutino.

No obstante, un desconocido que se encontraba en el lugar mientras simulaba ser otro repartidor, en ese caso de pizza, sacó un arma de fuego y amenazó con fines de robo tanto a la mujer como al muchacho del “delivery” de la heladería.

El “falso delivery” obligó al repartidor de helados y a la mujer a conducirlo al departamento del séptimo piso.

En ese lugar, también fue reducido el esposo de la mujer, quien junto a ésta y al repartidor fue encerrado y atado en una habitación.

El delincuente comenzó a recorrer todas las dependencias del departamento y se apropió de unos ocho mil pesos en efectivo, además de celulares y aparatos electrónicos pequeños, para luego escapar.

Una vez que las víctimas lograron deshacerse de las ataduras llamaron a la Policía y la denuncia quedó radicada en la comisaría 33, con jurisdicción en la zona.

Mientras tanto, el ladrón permanecía por el momento en calidad de prófugo, informó el portal Precinto 56.